Hablemos claro: hablar de dinero puede ser difícil; y muchos de nosotros no teníamos a nadie que nos enseñara cómo hacer las cosas cuando empezamos. Cuando intentas tomar el control de tu dinero, debes establecer quién es el jefe, para que puedas responsabilizarte de los resultados y también sentirte bien con respecto a tus éxitos.

Piensa en tus metas (ahorrar para algo grande, detener el ciclo de vivir de sueldo a sueldo, sean lo que sean) y crea un plan para lograrlas.

El primer paso es hacer un presupuesto. Considéralo como una lista de tareas para tu cheque de pago; sin esa lista, quizás no logres todo lo que quieres. …